lunes, 19 de abril de 2010

I am the Black Hole in your lizzy sky

el horizonte de eventos
es el umbral en el que todo deja de ser
y pasa a convertirse en nada más
sino una remota posibilidad de existencia

algunas veces banales
otras completamente tracendentes
algunas otras tan dilatadas
lentas y estúpidas
que se quedan circulando
eternamente sin atreverse

a definirse
a lanzarse
más allá
rumbo a ese abismo
de ilimitada gravedad
que lleva a dimensiones
tan diferentes y bizarras
como paisajes ensoñados
en extáticos delirios
de LSD de Amanita
o Peyote o Xiloxibe
o como un pálido y desentrañable
paisaje Lovecraftiano

mi horizonte de eventos está plagado de esferoides así
al principio lucen deslumbrantes, avasalladores, únicos
y conforme se acercan al vórtice se apagan se disuelven
se deshacen en una maraña de fragmentos irreconocibles
existencias miedosas que se llenan de vértigo
y prefieren diluirse en su temor
en su orina metafísica

en el vórtice estoy yo
Saturno devorándose a sus hijos
Kraken que emerge desde el fondo
del oceáno de tiempo para sacudir definitivamente
la pesadumbre y la modorra existencial
- y claro- la mayoría huyen despavoridos
a ocultarse tras las faldas de la lógica y de la razón
incluso se atreven a defenderse con endebles argucias
que solo producen una risita sardónica
antes de ser devorados por el fuego eterno
del poder del corazón y de la mente diáfana y el espíritu puro

el agujero negro es invisible, sabédlo
pero está ahí en el centro mismo
de sus débiles y esperanzados corazones de azúcar
creen encontrar la felicidad pero no es sino un remedo de ella
y tu crees que ha llegado la estela matutina a tu existencia
pero no es sino un pálido bombillo de 20 W
que con el primer estremecimiento estalla
y su débil filamento es ese pequeño hilo
que tiembla de un extremo

la oscuridad lo devora todo
incluso la luz, hija del tiempo
pero sabédlo una vez más
la parte más oscura de la noche
aquella donde todo se cuece
donde todo ebulle
donde todo se engendra
es precisamente la funesta
y mágica hora justo antes del alba

*música para la disquisición: "Mi lista negra" del disco "Bipolar" del "Cuarteto de Nos"

2 comentarios:

Penelope dijo...

El agujero negro me ha atrapado. jeje ;)

Leo Le Gris dijo...

que bien,,, de ahi para allá no hay escapatoria!

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud