miércoles, 14 de octubre de 2009

De la Capital, el concierto, las caminatas y otros avatares

Advertencia: Este es un post recopilatorio, es un monólogo, una revisión exhaustiva de mis últimas aventuras por la Capital del país, dada la extensión lo escribiré por tandas, ahí va la primera:


1ª Parte

Y bueno, todo parecía ser como un sueño, desde el miércoles de la semana pasada, me alejé de mis cotidianidades y empecé a disfrutar de una celebración que había sufrido una pequeña interrupción luego del grado en el que estuve acompañado con familiares y amigos. Las fiestas de la UAM fueron una bonita experiencia, quien conoce Manizales, sabe a ciencia cierta ¡cuánta mujer hermosa hay en esta ciudad!, pues entonces también sabe que en las Universidades se concentran una gran cantidad de bellezas, la UAM no es la excepción, antes por el contrario, se hallan todas reunidas y para todos los gustos: altas, bajitas, rubias, morenas, flacas, gorditas, plásticas y lokitas, etc.


Entonces me aparecí por allá y vaya sorpresa, el parche Ultimate de la Nacho estaba merodeando, y tenían mucho aguardiente Cristal para compartir, el caso es que andaba yo con un vasote de cerveza en mi mano y para pasar "la fuertura", como dicen en la tierrita, empecé a mezclar las dos bebidas.


Bien, aparecieron las bandas que sonaban más bien regular, pero esto se compensaba con toda esa cantidad de chicas lindas alrededor, mis estudiantes me brindaron más alcohol y luego el aguardiente se transformó en ron y después, más cerveza claro y me fui para mi casa, enlagunado, sin tiquete para Bogotá porque extravié el libro de Jack London (cuentos de los mares del sur) donde lo llevaba y para colmo me dormí y no pude llegar a tiempo al terminal. Así que al día siguiente, enguayabado, con sentimiento de culpa y unas ansias tremendas de llegar al D.C., me embarqué en un viaje de 10 horas, con trancón de hora y media incluido (en ese hijuemadre calor de Honda), y en un bus re lento que subia a 20 km/h elque arribó por fin a la sabana cundiboyacense casi a las 6 de la tarde.



Nada más llego y Bogotá me recibe como se debe, es decir, con congestión vehicular y con una enorme nube gris al fondo extendiéndose por doquier, con un frío mas bien regular y con la familia esperando ya mi arribo. Lo primero que hice fue llamarla, contarle las cuitas del viaje y decirle que la extraño que hubiese sido genial que viniera conmigo y prometo escribirle una serie de crónicas de viaje exclusivamente para ella. Lo siguiente es llamar a los amigos, concretar la salida de rigor a algún bar Rock y a celebrar por todo lo que nos espera el fin de semana, beber beber y beber y había motivos para ello, por supuesto.


(...)

Era ya en viernes y estaba en la capital y teníamos con Nicolás una cita concertada con los aviones precolombinos en el Museo del Oro, así que allá nos llevamos a la madre, la tía y a la primita, ¡3 horas y media de pura orfebrería indígena! Sin palabras (es decir hasta un próximo post con fotos incluidas y que tales)



El séptimazo es algo que no había contemplado en su totalidad, y con Nico me dí la oportunidad, a pesar que odio los tumultos (y el motivo del viaje es un concierto, ¿cabe tamaña contradicción?) pensaba también en aquel poema del gran Baudelaire, las Multitudes: Rap, Tango, Hip Hop, Escultura, Cine Documental (curiosamente un documental diferente a Terrícolas, Nico recibió el panfleto de por qué no comer carne, y luego ¡¡¡hablan de las casualidades!!!) y una mancha interminable de gente y nosotros rumbo a la plaza de toros en búsqueda de una librería en la que nos reuniríamos con mi tío Javier quien me tenía deparada una tremenda sorpresa. De su reciente visita al Viejo Continente, me obsequió un pequeño gran libro sobre la Vida de mi viejo y querido Bukowski en imágenes, ¡tremendo! Hablamos como no lo hacíamos hace 5 años más o menos. Me alegra saber que sigue siendo una persona en todos los sentidos, un bacán como dirían y un tremendo fotógrafo. ¡Se merece un post especial en los Sketches, pa'que!, luego con Mizar y Nicolás a Miró Bar a escuchar más Rock y a fumar y a beber aguardiente Antioqueño y cerveza club Colombia y a dhamuyar sobre nuestras vidas, sobre lo que nos esperaba el sábado siguiente y el viernes se esfumaba con las volutas de blando humo azul, rumbo a las estrellas bogotanas.


Hasta aquí la primera parte deste post.




2ª parte

Sábado (¡¡¡al fin!!!!)
la consumación de la espera
que se diluye en las últimas horas
lentas estorbosas acuciantes
evadidas en la conversación y la cuisine
y el hammer vaporoso
densificando el ambiente

Tomamos el taxímetro
y siento que es Sueño
Buscamos al Staf
Nico y yo
entre la multitud

van dos rockers
ataviados
a lo vieja guardia
Sandman y Curtis
acaso?

Fuli y compañía
y la tan larga espera
en medio de la fila
y la tarde se anima
con los tentempiés
se resuelve el país
se silban en los espacios
las canciones depechemodianas
y no sorprendemos unos a otros
y sonreímos emocionados

Se camuflan los paraísos
en los bolsillos secretos
y la entrada es solventada
por un pedazo de papel
que se conservará
mientras se viva

El paseo definitivo
con un remate desesperado
para alcanzar la mejor
ubicación posible
dentro de estas circunstancias
por demás privilegiadas

La ansiedad multiplicada por mil
y la felicidad desbordada
luego del respectivo
abucheo al telonero ....

:P

y el resto es la tercera parte del post

2 comentarios:

Nicolas Nautfal dijo...

La Locura de Concierto

Distrito capital con Leito anduve
Enriqueciendo la vida con el arte
Pleno de síntesis en nueva ola
Eramos la espectativa telurica
Casual estilo de masas que danzan
Habran otros encuentros
Escribiremos aún la historia
Martillando de sonidos universales
Ofrendados al auditorio
Dirigido por la rotunda ola de
Essex.

Leo Le Gris dijo...

Vacío de mi memoria
lo que no trasciende
formateo neuronas
desaparezco archivos
que no valen la pena

Almaceno gratos recuerdos
entre los que se encuentran
los paseos por el DC contigo Nico
la amena conversación con Fuli
y todo ese baile de las masas
al ritmo de aquellos locos
geniales de Essex

en la espiral de mi (nuestra) historia, esta es la curva ascendente en la que quisiera permancecer un largo y ameno instante

;)

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud