jueves, 22 de julio de 2010

pequeño poema para ser leído a una mujer

¡hola de nuevo!

Rescatando versos olvidados, hace ya cinco años que Nico y yo realizamos este experimento literario en tres días de juerga, de vino, de trasnoche y de escritura automática salpicada de música
escuchada en vetustos walkmans y en parlantes que irradiaban sus ondas sonoras bajo los sempiternos yarumos manizaleños, del Ex Manifesto Rex, un poema sin titulo que sin embargo podría intitularse entre paréntesis como le gusta a mi amigo:

poema

(para ser leído a una mujer)

Estás llena de besos

Dulce caricia de mejillas

No te quemas pero enciendes

No te detengas a mirar

Que provocas amores

Descanso a tu favor

Cada vez que de tu pecho respiro

La voz que es flor del delirio

La vez que sales del rebaño

Y abdicas del pre-juicio

Cómo asombras!

De igual forma deslumbras

Hieres con ausencias

Con sequedad y olvido

(Estás llena de besos...)

Permanece a la mesa

Como dulzura de pavo y semanas

Pavo de tus rodillas

Semana de tus mieles

De tus rodeos

Para todo

Para mucho

3 comentarios:

Nicolas Nautfal dijo...

Que buenos
estos vestigios
de los estertores previos
estudio de caso amatorio
en que buscas
el estremecimiento
del celo
en rumor
de piernas
que se rozan
sacando chispas
de deseo
siguiendo la linea
de venus
en rodillas
que atrapan
el erizamiento
de tus mieles
y la curiosidad
laboriosa y atenta
de los besos

Niñaraña dijo...

Estos caballeros si que saben de palabras para ellas. Imaginar es casi como tocar, hablar es casi como imaginar y recuerdo algo que me llega a la mente de taquito...

"Las palabras son como la camisa, nunca la piel"

Asi que me imagino como sera realmente sentir aquellos sonidos en el timpano, mas alla de todo entendimiento, proviniendo de esos valerosos caballeros, que sin duda tienen estilo...

Buena esa...

Leo Le Gris dijo...

gratzie!

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud