martes, 8 de diciembre de 2009

papas a la francesa manizaleñas vol. 1


Bueno...

después de los versos, las prosas. después del descanso, la laburo, después deste año, el otro y el otro y hasta más allá del 2012.

Esta foto me trae una cantidad de recuerdos inimaginables, seGnores y seGnoras, no en vano trasegué por esas aulas por algo más de 10 años, como estudiante y maiz-tro.

y ahora, "en el recodo de la vida, el destino nos depare el buen abur" diría el patrono deste blós. es decir, que todo fluya siempre en medio de dónde tengamos que estar. eso quiero al menos yo.

eso y no irme de manizales sin antes no despedirme como dios manda, como se debe. almorzando contigo, disfrutando de nuestra conversación siempre tan amena. volver a ver a los amigos, volver para finiquitar todos tus asuntos pendientes, aunque bien sabes que no todo se deja resuelto. algunas cosas es mejor dejarlas en cocción a fuego bajito, para que como un buen ahogao o un delicioso almíbar, lleguen a punto. y eso requiere paciencia. mucha. y bastante dedicación y ante todo amor. en cantidades ingentes. que siempre falta y faltará en este aciago mundo.

antes no quería irme, ahora si. porque ya pienso en volver, es simple cuando se tiene visión, cuando hay perspectiva, es verdad que nada es demasiado simple, pero el arte de vivir es precisamente como "gambetear" en el fútbol: cuando aparece la pierna del adversario, haces la finta y sales avanti quedando en posición de gol.

recibí un par de llamadas que siempre me vienen bien, que me suben el ánimo, que me recuerdan cuando he flaqueado y cuantas veces he resurgido de las cenizas. me sentí acompañado y querido en muchos planos en este findesemana y las coincidencias fueron como magia. era extraño volver y ver las cosas trascurrir desde fuera, sin el ritmo habitual de la gente vernácula, el estrés y el ajetreo del final del semestre, todos corriendo, de aquí para allá, de un examen a una exposición, a un laboratorio, las tesis de grado, las sustentaciones, las notas definitivas, etc. y tu flotando siempre, desde un plano no privilegiado pero si diferente, sabiendo que todo es transitorio y precisamente disfrutando de todo ello, como un tranquilo observador silencioso. tener la paciencia y la actitud de amoldarte a eso para poder obtener un poquito de felicidad, un instante de satisfacción, un pequeño momento de gloriosa panacea espiritual que reivindique el arte del buen vivir, en el que puedas de verdad saborear la dicha que te tiene deparado el universo sólo a ti.

bandearse entre dos o tres mundos disimiles y parecidos, evolucionar, cambiar o ajustar las actitudes y los puntos de vista, aceptar los cambios como necesarios, nunca dejar de soñar, ilusionarse y divagar, sin dejar de tener los pies en la tierra, dibujar un camino y poder acomodarse conforme la ruta avanza. adaptarse. jamas dejar de querer lo que se hace, ni dejar de querer a quien se quiere, a quien se ama. amar la vida, la naturaleza, amar el amor.

amo manizales porque me dió de todo mientras estuve aquí, me enseño a crecer, a confiar en los amigos, en saber que nunca tenés nada seguro, sólo -tal vez- lo que sabes, lo que aprendes, incluso por fuera de las aulas - el 90 % se aprende fuera-, en las calles, en las noches de bohemia estudiantil, en las conversaciones con desconocidos vagabundos poetas, los viajes de hongos en las montañas boscosas con el parche, las traiciones amorosas, las decepciones que te brinda la gente a diario, la ineludible pelada del cobre, que en vez de desanimarte te hace más fuerte, más listo, más atento, la esperanza de un nuevo amor que siempre está latente.

al contrario de aquel grupito de FB, viví en manizales pero me quiero y no me quiero ir, es decir, quiero volver y de hecho volveré. no creo que esta ciudad no tenga nada que ofrecer, al contrario, a mi me ha dado mucho, y concuerdo con K. en ese punto, es espectacular si consideras que contiene todo lo que cualquier gran ciudad, bueno, casi todo, sin lo maluco de las metrópolis: trancones, polución, distancias enormes que reducen el tiempo de ocio; acá todo está a media hora, el clima es templadito, las chicas son hermosas, se bebe un magnífico ron y si, los aristócratas se creen de sangre azul, pero eso pasa en todas partes en todo el mundo.

no me he ido aún y ya quiero volver, pero en el DC están las posibilidades por ahora de seguir por el sendero del éxito, se espera, se cree. acá quedas vos, y los amigos y todo lo que ya mencioné y debo confesar que me hará falta, demasiada, seguramente, pero la amistad trasciende el tiempo y la distancia y vos y yo tenemos todo un futuro por delante juntos, nos veremos en enero, no se aún cuando, si para ferias o ya a fin de mes, y recuerda que FF nos espera en marzo 27

por ahora,

au revoir!

Leo

4 comentarios:

Maxi dijo...

Muy entretenido Leo. Un abrazo.

Leo Le Gris dijo...

gracias maxi, si asi es la vida...luchamos todos los dias para hacerla divertida!

un abrazo a vos tambien

Natalia. dijo...

ututui, como inspirado lo tiene esa K.
He venido leyendo varios post donde esta presente. jejeje
Quien iba a pensarlo?
Pero bien! Me alegra saber que por lo menos trae algo bueno esa persona y ese sentimiento, Una razón más para querer volver.

Leo Le Gris dijo...

es verdad natalia, es verdad, si no hubiesen razones, aunque sean imaginarias, no habria motivo para volver...

y además están tod@s l@s amig@s como Alejandro, Vos, Pili, Lau, Clarita, Diego, Henry, Jorge, etc, etc, y voy a volver pa traerme arepitas paisas que eso aca es un manjar exótico!

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud