lunes, 6 de abril de 2009

Masoch, La Velvet, y la hora del almuerzo

.



Hola de nuevo...

Conversando hace unos días, con ánimos de reposar el almuerzo, salió -entre otros- a flote el escabroso tema del monstruo de mariquita. Cosas asombrosas y aterradoras que suceden en éste, el país del Sagrado Corazón .

Venus en el espejo (Tizciano)

Después, la conversación tomó otros matices y vino a colación no se bien cómo o porqué, el tema del masoquismo. Entonces recordé un par de cosas sobre el particular, del que ya habíamos hablado con don Nicolás Nautfal en las vacaciones pasadas: la conversación aquella vez divagaba sobre Masoch, al que yo no conocía, la obra del Divino Marqués, los espectáculos tipo inevitable plástico explosivo de Andy Warhol, la Velvet Underground y las drogas duras, el lado obscuro de las metrópolis, etc.

El caso es que mis contertulias son muy jóvenes aún y no me gusta ese rol que me quieren hacer adoptar (de características paternas, o quizás más relacionado con la imagen de un maestro o un guía de no se sabe bien qué o para qué o por qué) y yo, para zafarme de situaciones como esas, gústame desviar el flujo conversacional hacia otros intereses, hacia cuestiones más morales, para examinar las reacciones, para evaluar las respuestas, y a veces hundir el dedo en la llaga. Podría tachárseme de ser calculador o frío, yo lo veo solamente como un pequeño divertimento de medio día.

"Y bien", pregunté, "¿Alguna de uds. conoce o a oído hablar de, o nombrar a Leopold Masoch?" (aquí reproduzco lo que encontré en wikipedia y hurgando por ahí en la güev y que se ajusta un tanto a aquella conversación sostenida con mi buen amigo y que traté de trasmitir a mis jóvenes escuchas)


Leopold von Sacher - Masoch

"La maquinaria masoquista es inherente al ser, en ella el sufrimiento y el placer forman una unidad fantasmagórica, ultraestética, suprasensual y voluptuosa".

La monotonía porno de Sade y la forzada unidad sadomasoquista se descomponen, inofensivas, ante el máximo exponente perverso, ante el mayor adoctrinador que dio nombre y origen al masoquismo: Leopold von Sacher-Masoch.

Sacher-Masoch nació en el seno de una familia aristocrática en 1836 en Lviv, Lwow (nombre polaco) o Lemberg (nombre alemán), la cual perteneció a la provincia de Galitzia, dentro de las fronteras del Imperio Austrohúngaro -desde 1992 es territorio de la República de Ucrania, tras haber sido territorio polaco después de la Primera Guerra Mundial y de la URSS al término de la Segunda Guerra Mundial-, donde su padre era jefe de policía, un alto cargo en la administración del Imperio. Entre sus ascendientes se encuentran españoles. Estudió Derecho, Historia y Matemáticas en la ciudad austríaca de Graz.

Tras doctorarse trabajó como profesor de Historia en su ciudad natal, para, posteriormente, dedicarse al periodismo y la literatura. Sus contemporáneos valoraron en él de forma especial sus excelentes ensayos sobre minorías étnicas austro-húngaras y su Galitzia natal.

De su obra literaria se destaca su serie de novelas "El Legado de Caín" que estaba dedicada en un principio a tratar todos los grandes temas de la vida contemporánea: el amor, la propiedad, el Estado, la guerra, el trabajo y la muerte. Sacher-Masoch sólo pudo completar las series sobre el amor y la propiedad.

La Venus de las Pieles (1870) era la quinta de la serie de obras sobre el amor y se convirtió al mismo tiempo en un escándalo y en un éxito en Francia por sus descripciones del tipo de apetencias y deseos que han inmortalizado el apellido de este autor: hacerse atar, azotar y humillar por una mujer corpulenta vestida con pieles, firmar un contrato como esclavo e incluso la incorporación de un tercer amante.

escena de la película la Venus de las Pieles

En sus novelas retrató a seres que gustaban de este tipo de prácticas sexuales. Sacher-Masoch era seguidor y partícipe, siendo de su agrado tanto el papel de víctima como dejarse cazar, típico de este comportamiento. Murió en 1885 de un ataque al corazón en la ciudad de Lindheim, en Hessen, y sus últimas palabras fueron "aimez moi".

Su vida y su obra se mezclan bajo un contrato hasta la muerte. La Venus de las pieles es uno de esos testimonios. Gilles Deleuze condensa esta maquinaria en una sola frase exacta: "La capacidad de desexualizar al amor y sexualizar la historia".


Nico - la Venus vestida en pieles

El nombre de Wanda von Dunajew (la venus de la novela) sirve para encubrir una ficcionalización de la escritora Fanny Pistor, la cual contactó con Sacher-Masoch, que era un conocido escritor en la época, bajo el título ficticio de baronesa Bogdanoff, para pedirle su opinión acerca de sus escritos.

En diciembre de 1869 Leopold y Fanny firmaron un contrato que convertía al primero en esclavo de la segunda durante un periodo de seis meses, con la condición de que la baronesa se vistiera de pieles en tantas ocasiones como pudiera, y especialmente si se sentía especialmente "cruel". Sacher-Masoch, tomando el alias de “Gregor,” nombre estereotípico de los sirvientes masculinos, se hizo pasar por el sirviente de la baronesa y juntos viajaron hasta Venecia (Florencia en el libro) él viajando en tercera clase, ella en primera. En Venecia, donde no eran conocidos podían hacer lo que quisieran sin levantar sospechas





Venus in furs
(Venus [vestida] en pieles) es también una espléndida canción escrita por Lou Reed basada en la novela de Sacher-Masoch. Pongo primero la versión de The Velvet Underground, la revolucionaria banda de rock liderada por Reed.

La letra y la música componen, con asombrosa armonía, un ambiente oscuro y maldito, un individualismo que se contrapone al comunitarismo hippie que entonces (1967 *) estaba en boga. Allí están los componentes de lo que décadas después explorarán mejor los dark.

Mi pregunta es si una sociedad comunista hubiera producido un arte que expresara de esta manera el placer perverso y lo irracional. No lo creo.

En segunda instancia les presento el video de John Cale de Venus in Furs en vivo y con subtitulos.

Y cómo no, la letra original en inglés:

Venus In Furs (The Velvet Underground)

Shiny, shiny, shiny boots of leather
Whiplash girlchild in the dark
Comes in bells, your servant, don't forsake him
Strike, dear mistress, and cure his heart

Downy sins of streetlight fancies
Chase the costumes she shall wear
Ermine furs adorn the imperious
Severin, Severin awaits you there

I am tired, I am weary
I could sleep for a thousand years
A thousand dreams that would awake me
Different colors made of tears

Kiss the boot of shiny, shiny leather
Shiny leather in the dark
Tongue of thongs, the belt that does await you
Strike, dear mistress, and cure his heart

Severin, Severin, speak so slightly
Severin, down on your bended knee
Taste the whip, in love not given lightly
Taste the whip, now plead for me

I am tired, I am weary
I could sleep for a thousand years
A thousand dreams that would awake me
Different colors made of tears

Shiny, shiny, shiny boots of leather
Whiplash girlchild in the dark
Severin, your servant comes in bells, please don't forsake him
Strike, dear mistress, and cure his heart







(*) 1967 es un anno marabili del rock. En ese año salieron "The Velvet Underground and Nico", "The Doors", "The Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band" y "Surrealistic Pillow".

La conversación siguió, alguna me preguntó si tenía un ejemplar del librito de la Venus en pieles. ¿Tu qué crees?, contesté.

hasta la próxima!

Leo

.

No hay comentarios:

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud