sábado, 17 de enero de 2009

Una Oda

.





Al aroma de la barrita de incienso con esencia de opio
al sabor del blues en las noches frías
a las tardes que se van lentas pesadas letárgicas
a los ensueños musicalizados entre melodías de la vieja data
a los -ahora considerados- grandes maestros de la onda rocanrolera
que tocaban en bares y en teatros baratos lleno total deleite total
a los tétricos locales de las ciudades vampiras
a las gélidas noches de errabundo guitarreo
noches de jam de juerga en los agitados sesentas
a los nuevos aquelarres sucedidos tres y cuatro décadas después
que conservan la esencia y como los buenos vinos
mejoran aun más con el paso del tiempo
nueva música deleite para los sentidos


A la cadencia de la bossanova susurrada por Chico
sus melancólicas historias urbanas salvajes desalmadas reales
al calor de la sangre del trópico que fluye burbujeante y rabiosa por el fondo de las venas
nafta deste magnífico mecanismo que siente piensa quiere se estremece
con saudades que se alivian bajo la suave y tibia brisa caribeña
al viento que trae el dulce rumor del océano y el anhelado perfume de la mujer amada
a su esencia a su eterno femenino a las diosas a las musas
a las divas clásicas de blonda cabellera y mirada de femme fatal
a la fascinante noche sudamericana colmada de estrellas sobre las blancas y perennes cimas
entre la niebla y los aullidos de los monos en los bosques interminables de su magnánima selva virgen
en playas tibias de fresca brisa en noches de luna la mar tranquila y el horizonte salpicado de azur.

A los queridos rincones donde se gustan las grandes tragedias y los todavía inéditos poemas
Al amigo lejano y al que comparte la absurda cotidianidad de los eventos y su irreprimible magia
[ desbordada
y a todas esas cosas que nos embargan de plenitud y nos hacen sentirnos vivos
porque remueven la costra de indiferencia porque no sólo descorren el velo sino que lo rasgan
[ definitivamente
Al maníaco placer de la escritura que se entrega a los desenfrenados ritmos de la música del espíritu
y que revela las verdades poemas
A la absoluta belleza de lo simple
A los pequeños instantes de vitalidad robados a la odiosa eternidad
para acceder a ellos cada vez que se quiera desplegando el abanico de la mente sobre el espacio tiempo

¡Oda a todos ellos en este crepúsculo bello y único
el mismo y otro en el que escribo desatando los impulsos de mi espíritu
ingobernable vivo indómito LIBRE!


.



No hay comentarios:

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud