miércoles, 29 de octubre de 2008

Gaitán, la esquina nefanda en la que todo comenzó (9 Abril 1948)

.


Luego de un tiempo de no actualizar este blós, retomo la placentera tarea para cumplir con lo que le dije a Damián. Hace un par de meses visité la capital y recorrí las calles del centro histórico tomando fotografías. Llegando a la Plaza de Bolivar, recordé un viejo deseo que albergaba y era conocer la esquina en la que había caído a manos de los oligarcas de este país, el mejor y más grande caudillo de esta parte de sudamérica: Jorge Eliecer Gaitán, aquel 9 de abril de 1948.




La muerte de Gaitán produjo una reacción tremenda en el pueblo, tanto en la capital (el famoso Bogotazo) como en el resto del país. El sentimiento de venganza se apoderó de la gente que salió a las calles para tomar la justicia por sus manos. Por espacio de tres días, si no estoy mal, todo fue un caos, el saldo de muertos fue tremendo. Los Liberales acusaban al gobierno Conservador del asesinato de Gaitán, este fue el comienzo de la actual violencia en Colombia:

El discurso de la placa conmemorativa es este:

"Yo no creo en el destino mesiánico o providencia de los hombres, no creo que por grandes que sean las cualidades individuales haya nadie capaz de lograr que sus pasiones, sus pensamientos o sus determinaciones sean la pasión y la determinación y el pensamiento del alma colectiva. No creo que exista ni en el pretérito ni en el presente un hombre capaz de actuar sobre las masas como el cincel del artista que confiere caracteres de perennidad a la materia inerte. El dirigente de los grandes movimientos populares es aquel que posee una sensibilidad, una capacidad plástica para captar y resumir en un momento dado el impulso que labora en el agitado subfondo del alma colectiva; aquel que se convierte en antena hasta donde ascienden a buscar expresión, para luego volver metodizadas al seno de donde han salido. Las demandas de lo moral, de lo justo, de lo bello, en el legítimo empeño humano de avanzar hacia mejores destinos".

Jorge Eliecer Gaitán.

Hasta la próxima

Leo

.





10 comentarios:

Cata dijo...

Mi mamá dice que era hermosa la oratoria de Gaitan, me contó tambien que mi abuela era seguidora de él. Yo vi el documental que pasaron hace poco en la tv colombiana, me senti realmente mal por todo lo que pasó con el, y si, todo el mundo esta de acuerdo que todo lo malo de este pais empezó cuando mataron a Gaitan, y es que cuando alguien quiere subir al poder pero para cambiar las cosas realmente simplemente no lo dejan, y no lo dejan porque lo matan, si no mira los casos de Galan y Pizarro. Triste.

Damián dijo...

Qué bueno la placa, realmente. Se agradece así uno va conociendo más a los verdaderos hombres de nuestra América.

Leo Le Gris dijo...

el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla dicen por ahi

m. dijo...

igual conocerla no es mucha garantía, no nos olvidemos que como seres humanos tendemos a tropezar una y otra vez con la misma piedra.

Leo Le Gris dijo...

tienes razón M. "Sé por experiencia que no aprendemos nada por experiencia" decía Oscarito Wilde

m. dijo...

un genio!

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo

Cuantos valores contenía ese gran hombre que fue Jorge Eliecer Gaitán. Con decirte que mi padre, que era conservador, lo admiraba y apreciaba.

Besitos para tí y organizaré el enlace que te hice, el link.

Leo Le Gris dijo...

Gracias Lully, un abrazo para ti tambien.

Y si M, definitivamente el mejor escritor de habla inglesa. En segundo lugar pongo a A. Huxley, en mi humilde opinión

gracias por visitarme

Damián dijo...

A. Huxley, sale con fritas

Leo Le Gris dijo...

jajaja! tienes razón amigo Damián

La Consigna

La Consigna

"las grandes verdades se dicen en los vestíbulos" E. M. C.

Desquisiada Poesía del Mundo

  • Capital del Dolor - Paul Eluard
  • Una Nube en pantalones y otros poemas - V. Maiakovski
  • 100 Poemas - Li Po
  • El hombre aproximativo - Triztán Tzara
  • El Spleen de París - Charles Baudelaire
  • Presencia Terrible (Take III) - Juan E.Domínguez, A. Teófilo Hernández, Martin Pinot Picabia
  • Soy Vertical - Pero preferiría ser Horizontal - Sylvia Plath
  • Los Ditirambos de Dionisio - Frederic Nietzsche
  • Pomes All Sizes - Jack Kerouac
  • La Caida de América - Allen Ginsberg
  • El Hundimiento del Titanic y otros poemas - Hans Magnus Erzemberguer
  • De Dónde son las Palabras - Luisa Futoranski
  • Palabras para Julia y otros Poemas - J. A. Goytisolo
  • VARIACIONES ALREDOR DE NADA - LEÓN DE GREIFF
  • NOVA ET VETERA - LEÓN DE GREIFF
  • An American Prayer - James Douglas Morrison
  • Song To Myself - Walt Whitman
  • Las Hojas de Hypnos - René Char
  • Las Uvas de la Ira - René Char
  • La Balada de la Cárcel de Reading - Oscar Wilde
  • Howl - Allen Ginsberg
  • El Barco Ebrio - Arthur Rimbaud
  • El Cementerio Marino - Paul Válery
  • El Pesa-Nervios - Antonin Artaud
  • El Testamento - Francois Villón
  • Ex Manifesto Rex - J. S. Solís C. y Luis F. Ruiz
  • La Extracción de la Piedra de la Locura - Alejandra Pizarnik
  • Las Flores del Mal - Carolus Baldelarius
  • Las Iluminaciones - Arthur Rimbaud
  • Las Úlceras de Adán - Héctor Rojas Herazo
  • Los Poetas Malditos - Paul Verlaine
  • Peleando a la Contra - Henry Chinaski
  • Poesias - Isidore Ducasse - Conde de Lautreamont
  • Poesía Impura - Iván Tubau
  • Una temporada en el Infierno - Arthur Rimbaud